Calo

España sorprendió a Alemania

La España candidata de la primera hora apareció hoy con toda su dimensión de juego ante la poderosa Alemania y si bien se impuso por apenas 1-0 mostró su superioridad a lo largo de todo el partido, alcanzando por primera vez una final en una Copa del Mundo.
El catalán Carles Puyol cobró premio a su insistencia en el área rival al anotar con un potente cabezazo el único gol a los 28 minutos de la segunda etapa.
Si bien España había llegado a una ronda final en Brasil 50, esa vez se jugó entre cuatro todos contra todos y ya había quedado sin chances para la jornada decisiva.
El domingo desde las 15.30 de la Argentina los españoles dirimirán con Holanda el nuevo título y cualquiera que resulte el ganador se sentirá por primera vez campeón del mundo.
Si bien fue un partido de mediocampo, donde hubo pocos espacios para los ingresos y con dos equipos bien sostenidos en la contención, fue España el que con la manija desde el centro de Xabi Alonso y la movilidad constante de Xavi Hernández y Andrés Iniesta, el jugador distinto que tiene la Roja, lograron penetrar. También David Villa, quien por milímetros no llegó ante el arquero, y Puyol, entrando de cabeza, se acercaron al arco rival.
No fue el primer tiempo de muchas llegadas debido al juego centrado en el medio. En cambio Alemania llegó una sola vez con un tiro desde media distancia de Piotr Trochowski, el reemplazante del suspendido Thomas Muller.
En la primera parte del segundo tiempo, España hizo la mejor jugada del partido, cuando Capdevila desde la izquierda cedió a Villa, tocó hacia atrás y un remate fuerte de Xabi Alonso fue tapado por el arquero Neuer con rebote, que siguió con Alonso e Iniesta entrando por izquierda aunque la definición se tornó deficiente.
Lo mejor y más claro de Alemania llegó a los 23, con una llegada de Ozil a la izquierda, tocó a Podolski, cuyo centro dejó solo a Toni Kroos, pero su disparo sin dirección fue tapado por Casillas.
Y a los 28 llegó el gol de pelota parada. Tiro de esquina de Xavi desde la izquierda y Puyol, quien venía a la carrera, saltó y les ganó a todos, con un cabezazo tremendo que se metió a un lado del arquero.
Obligado, Alemania se tiró hacia adelante y cedió algo de terreno a España, que de contra tuvo el segundo, de no ser por el egoismo de Pedro, quien prefirió hacer la suya cuando Fernando Torres (ingresó por Villa) estaba solo para vulnerar a Neuer.
España, que junto con Brasil eran en la previa los grandes candidatos, llegó por primera vez a una final y buscará el domingo ante la Holanda el título que le falta.

Recibe las noticias en tu email :