Autovía 88, necesidad concreta

Por Oscar Gollnitz (*). Colaboración.- La concreción de la autovía 88, en el trazado de ruta que une a Necochea con Mar del Plata, es un viejo anhelo que nació como una necesidad de los usuarios de la Ruta Provincial 88. Ambas ciudades están permanentemente unidas por lazos laborales, comerciales, de salud, de turismo y de estudios, entre otros. El interés de una buena vía es beneficioso para todos, y abarca a muchas otras localidades de la región. Incluso ciudades más australes que utilizan como corredor las rutas costeras. Lo mismo ocurre, de Capital Federal hacia el Sur.
Sin embargo, la Ruta Provincial 88 permanece entre los proyectos que la Provincia de Buenos Aires evidentemente no quiere plasmar. No es que esté en el olvido porque los usuarios les recuerdan de manera permanente a los funcionarios de turno, sino que, no caben dudas, no se quiere ejecutar.
Cuando el ingeniero agrónomo Felipe Solá era el gobernador de los bonaerense, se comprometió al menos a repavimentarla en reiteradas oportunidades (siempre en época de campaña, obviamente). Cuando inauguró el asfalto en la ruta 227 desde Lobería a Necochea (unos pocos días antes de que los camiones comiencen a circular con pesadas cargas de piedras para la ampliación de la Escollera y su lógico deterioro), expresó su último anuncio junto al malogrado intendente loberense, el profesor de Educación Física Hugo Rodríguez.
En el año 2009 un entusiasta número de usuarios de la Ruta 88, en su mayoría integrantes de la Agrupación Comunal Transformadora, inició una campaña de recolección de firmas. Fueron 10 mil las que se elevaron al Senado de la Provincia; al Ministerio de Infraestructura bonaerense; a Vialidad Provincial y al propio gobernador Daniel Scioli.
Entonces se conoció que la Nación no le envió la partida correspondiente partida a Provincia, y que los fondos habían sido desviados a la privatización de Aerolínea Argentina.
En esa oportunidad, los usuarios decidieron hacer una especie de corte en la ruta, para llamar la atención de medios nacionales, pero el espacio Multisectorial de Necochea se opuso. “En Provincia nos prometieron que van a hacer algunos arreglos antes de la temporada”, enfatizó Pascual Corapi en representación de ese espacio, el que integró por la Cámara Comercial e Industrial de Necochea y Quequén.
La promesa se redujo a la pintada punteada de la ruta, en unos pocos kilómetros…
Y si de promesas hablamos, no debemos olvidar la del propio gobernador bonaerense, Daniel Scioli, cuando vino a apoyar en su candidatura al profesor Horacio Tellechea como intendente municipal. “Vamos a hacer la Ruta 88”, expresó sin sonrojarse pese a que sabía que estaba mintiendo. “La vamos a hacer, aprovechando la sintonía fina entre Nación, Provincia y Municipalidad”, agregó el candidato a la intendencia… Después pasó lo que pasó: Tellechea ganó las elecciones, un año más tarde resultó destituido y Scioli una vez más no cumplió con lo prometido.
Por eso, cansados de promesas incumplidas, vecinos de esta región impulsan ahora la campaña que se denomina “Autovía 88…Ya! Contando con el apoyo de la Unión de Usuarios Viales (UDUV), que tiene fuerte representación en Necochea, en pocos días más harán conocer los pasos a seguir en el reclamo.

(*) Periodista, integrante de la Unión de Usuarios Viales (UDUV)

0 Comentarios