Calo

‘Tellecheismo’ vs. ‘Porcarismo’

Por Ignacio G. Márquez. Colaboración.- La semana pasada, el vicegobernador, Gabriel Mariotto, convocó a gran cantidad de dirigentes kirchneristas bonaerenses en el Tercer Plenario de Políticas Públicas y, hasta allí, se acercaron dos líneas del FpV que hasta hace un año se mostraban juntos y hoy aparecen separados y hasta con críticas cruzadas.
El “tellecheismo” frente al “porcarismo”. Esa parece la disputa central por estos días en aquel espacio que logró la victoria en 2011 y llevó a Horacio Tellechea, con su amigo Roberto Porcaro, al poder municipal.
En Esteban Echeverría, Mariotto concentró a gran parte del kirchnerismo provincial, con Daniel Scioli incluido y, como quien no quiere la cosa, pareció más a un acto de lanzamiento que a un encuentro de gestión.
Hasta allí se acercó Horacio Tellechea. El intendente (hoy suspendido y destituido) está convencido y decidido a retomar la gestión. Por supuesto, para que esto ocurra se debe esperar la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia.
Según los tellecheistas, Mariotto “habló muy bien de Horacio” y habría tenido palabras de elogio hacia su persona. Sin embargo, los “porcaristas” muestran otra versión. Con Gustavo Florentín a la cabeza y Marcelo Ordoqui como cara visible, sienten que el vicegobernador les dará su bendición en 2015.
Atrás de este último grupo está, obviamente, Roberto Porcaro. El dirigente no sólo construye su casa en Barrio Médanos, sino que también “construye” lazos con la intención de volver a poner un candidato suyo en el juego político local.
Lo que en 2010 y 2011 parecía un equipo homogéneo e indisoluble, hoy está partido en dos frentes, con reproches, críticas y fuego cruzado. En más de una oportunidad Tellechea había definió a Porcaro como “amigo” y a Ordoqui como “mano derecha” de su gobierno. Hoy se muestra dolido por la soledad a la que fue empujado en el momento más crítico de su gestión.
Por su parte, el “porcarismo” busca despegarse de la imagen del jefe comunal electo y renovarse de cara a 2015, mostrando que aún mantiene lazos con el círculo íntimo del kirchnerismo y el sciolismo.
A la vez, le indilgan al ex concejal y director de Deportes radical “falta de conocimiento” de la gestión pública y los “errores” que lo llevaron a ser destituido por el HCD.
La batalla está planteada: “tellecheismo” vs. “porcarismo”. ¿Habrá algún ganador? ¿Alguno tendrá chance en 2015? ¿La sociedad volverá a confiar en este proyecto? Ambas partes están convencidas de que sí… Como siempre, será el pueblo el que defina la historia.

Recibe las noticias en tu email :