Calo

Memoria, soberanía y libertad

Mara Pérez-Jorge Larrañaga (*). Colaboración.- La Guerra de Malvinas fue el último intento del régimen militar de revitalizarse ante el desastre económico y social generado por el proyecto instaurado en 1976, y frente a las denuncias de violaciones a los derechos humanos que se hacían escuchar en el exterior.
La Guerra de Malvinas fue un "manotazo de ahogado" que duró del 2 de abril hasta el 14 de junio y costó la vida de 649 personas -entre ellos oficiales, suboficiales y jóvenes de 18 años que cumplían el servicio militar-, y mutilaciones y heridas a casi 1.300, además de secuelas psicológicas que llevaron al suicidio a más de 350 ex combatientes.
La derrota precipitó la caída de la dictadura genocida que meses más tarde llamó a elecciones y el 30 de octubre de 1983 se realizaban comicios democráticos luego de siete años de oscuridad.
Desde 2003, el Gobierno Nacional considera la "Cuestión Malvinas" y el reclamo de soberanía sobre las islas como una política de Estado y, en ese sentido, privilegia la búsqueda de la reanudación de las negociaciones con el Reino Unido, a fin de lograr una solución pacífica a la disputa.
De esta manera, impulsa la MEMORIA y el honor para quienes lucharon en el frente de batalla y renueva su pedido ante el gobierno británico para que acate las resoluciones de las Naciones Unidas e inicie un proceso de diálogo con la Argentina sobre la SOBERANÍA.
Porque la soberanía sobre esos territorios constituye un derecho irrenunciable e indeclinable del pueblo argentino. El conflicto de Malvinas no solo ayudó a la caída de la dictadura cívico-militar, sino que marcó a toda una generación que luchó por la soberanía nacional.
"Nuestros hijos fueron enviados a un lucha que NO ELIGIERON, decidida por un gobierno que NO ELIGIERON, para la cual no estaban preparados. Ellos NO ELIGIERON la guerra".
A 32 años de aquellos episodios que decidieron la vida de muchos compatriotas, desde el Bloque de Consejeros Escolares del Frente para la Victoria levantamos las banderas de MEMORIA, SOBERANÍA y LIBERTAD, acompañando a los ex – combatientes que, año a año, sostienen el recuerdo de sus compañeros que están allí, en suelo malvinense y en el inmenso mar, sabiendo que mientras haya un solo argentino con la convicción, fuerza y voluntad de agitar la Bandera Nacional allí, ellos estarán vivos.

(*) Consejeros escolares, Frente para la Victoria

Recibe las noticias en tu email :