Calo

Oliva: 'Diego no está bien'

“Diego no está bien. Ayer me llamó y no le entendí nada, no sé si estaba dormido o había tomado mucho champagne o qué. Conmigo no estaba así”, disparó Rocío Oliva sin vueltas. La rubia, en pleno desalojo de la casa que le había dado Maradona, pasó por el piso de AM y, además de divertirse jugando al fútbol tenis, le dedicó algunos palitos al Diez.
Insistente, la joven futbolista contó: “Hay gente de su entorno que me dice que no está tomando las mejores decisiones”.
"Nos vamos. Había un trato de palabra y ahora se enojó la última vez que salí así que me tengo que ir", explicó luego sobre la mansión que habita (o habitaba) en Bella Vista junto a su familia y adelantó que la abandonarán para evitar mayores inconvenientes con el ex DT de la Selección.
“Nos vamos. Había un trato de palabra por 40 años, después por 10 y ahora se enojó la última vez que salí y fui a ver a Martín Bossi, así que me tengo que ir”, aseguró Rocío.
Sobre el final del programa, Rocío, que además de bella es habilidosa con la redonda, mostró sus curvas en un divertido desafío deportivo al jugar a la pelota en pleno estudio del programa de Telefé: hizo pareja con Walter Queijeiro y se enfrentaron contra Leo Montero y Jey Mammon.
En medio del intenso match, el actor y comediante aprovechó para hacerle un divertido reclamo a Montero y, de paso, chicanearlo por haber perdido en su terna como Mejor conductor en los premios Martín Fierro. “No la pasa Montero, no la pasa Montero. ¡Aguante Fantino!”, exclamó Jey, al tiempo que el morocho de AM le arrojó con fuerza la pelota por la cabeza.

Recibe las noticias en tu email :