Calo

Ultimos preparativos para enfrentar a Bosnia

Cuando todo parecía definido, Alejandro Sabella gambeteó a todos y pateó el tablero al pensar en el partido de mañana, en el Maracaná contra Bosnia. Es que ayer probó un sistema de juego diferente al que venía utilizando y dejó abiertos muchos interrogantes.
Quizás hoy, a las 17.30, cuando empiece a hablar en la conferencia de prensa, despeje las dudas que tienen los periodistas. Porque él, a tan pocas horas del debut mundialista, seguramente no las tendrá. Cuando todos decían que lo único que faltaba por definir era si jugaba Ezequiel Lavezzi o Gonzalo Higuaín, Sabella probó ayer con un sistema de juego 5-3-2 sin utilizar a los mencionados.
De esta manera, en la práctica de ayer por la mañana en Cidade do Galo el DT paró a Sergio Romero; Pablo Zabaleta, Hugo Campagnaro, Ezequiel Garay, Federico Fernández y Marcos Rojo; Maximiliano Rodríguez, Javier Mascherano y Ángel Di María; Lionel Messi y Sergio Agüero.
Al dejar de lado el 4-3-3, el entrenador reemplazó a Fernando Gago por “Maxi” Rodríguez e ingresó Campagnaro por la duda que teníamos todos entre Lavezzi o Higuaín.
¿Defensivo o equilibrado? El comentario que surgió ayer en Belo Horizonte entre el grupo de enviados especiales, y seguramente lo que se habla en los bares argentinos, es por qué vamos a defender con cinco ante un rival que no es una potencia mundial. Las explicaciones las dio Federico Fernández, quien se recuperó de la “paralítica” que había sufrido el jueves y ayer habló en conferencia de prensa.
“Estuvimos practicando los dos esquemas que venimos manejando (4-3-3 y 5-3-2). No hay nada confirmado, es una alternativa que maneja Alejandro (Sabella) y veremos qué resuelve. Es una línea de cinco medio mentirosa, te da cobertura con tres centrales atrás, más marca, y con un líbero que te va a cubrir las espaldas. Además, te da circulación de juego en la salida y dejas tres centrales para un punta que es fuerte y es clave como (Edin) Dzeko”, analizó el ex Estudiantes de La Plata.
Sobre el delantero bosnio, Federico Fernández profundizó: “Ya tuvimos la posibilidad de jugar contra Bosnia en Estados Unidos, es un jugador que físicamente es grande, con un gran juego aéreo y hay que tener cuidado con los posibles centros que puedan enviarle desde los costados”.
El zaguero argentina hacía referencia al amistoso que Argentina venció 2-0 a Bosnia el 19 de noviembre de 2013 en Estados Unidos. Aquel partido no lo jugó Messi y Sabella utilizó un sistema 5-3-2.
“El Kun” Agüero hizo los dos tantos albicelestes. ¿El entrenador argentino estará pensando armar el mismo dibujo para el debut de la selección en la Copa del Mundo? Quizá hoy Sabella empiece a despejar las dudas en la conferencia de prensa que realizará en el Maracaná, lugar donde mañana Argentina comenzará a construir su sueño.

Recibe las noticias en tu email :