Logo

Una interna que no tiene fin

Por Ignacio G. Márquez. Colaboración.- “Las autoridades de este Comité son ilegitimas y por esa cuestión no vamos a ninguna reunión”. Las palabras de Alberto Esnaola en Ecos Diarios cayeron como un balde de agua fría en la UCR local y, rápidamente, las autoridades salieron al cruce de las mismas.
“Integrantes de esta mesa de conducción rechazan lo expresado por ser falaces y engañosos sus términos”, fue la respuesta a través de un comunicado de prensa.
El texto, continúa indicando que “no es verdad que carece de legitimidad la actual conducción”, encabezada por Diego Cersósimo.
“El Sr. Roberto Taurián presentó la renuncia en forma indeclinable a su cargo como presidente del Comité. Días más tarde, y luego de haberse postergado en dos ocasiones a pedido de su propio espacio, se realizó un plenario, al cual el concejal no asistió pero sí lo hicieron integrantes de su sector interno participando del debate, donde como resultado del mismo se le aceptó la renuncia por mayoría al Sr. Roberto Taurián, quedando conformada la mesa ejecutiva del comité local de acuerdo a lo establecido por la carta orgánica de la Unión Cívica Radical”, se agregó.
Si bien es cierto que el radicalismo local se ha caracterizado en los últimos tiempos por internas permanentes, ya sea para decidir autoridades partidarias como también para candidatos a intendentes o concejales, hoy pareciera no tener fin.
La realidad electoral ha marcado, al menos en la última elección general de octubre del año pasado, que la UCR no está en la consideración de los necochenses. Fue la tercera fuerza, detrás del Partido FE y el Frente Renovador y apenas por delante de una de las fracciones del Frente para la Victoria.
Sin embargo, pese a las consecutivas mermas en la cantidad de votantes, sus dirigentes parecieran no captar el mensaje de las urnas y continúan con sus trifurcas partidarias, divididos cada vez en más sectores y sin posibilidad de conseguir una unidad que, al menos, les permita ser opción electoral en un futuro cercano.
Lejos ha quedado aquella victoria de Daniel Molina en 2003 frente al PJ veneguista y hoy parece cada vez más difícil una “remontada” en los sufragios que le permita ser opción de gobierno o sumar algún concejal más.
Un ejemplo es que de sus tres concejales: Gonzalo Diez, Fernando Kuhn y Alberto Esnaola; los dos primeros ya han marcad su intención de ser precandidatos a intendentes.
En el medio, el presidente del Comité, Diego Cersósimo, parece no contar con el respaldo de todos los sectores y para la renovación de autoridades de los próximos meses, habrá más de una opción.
La interna en la UCR local parece no tener fin… ¿Logrará en algún momento volver a la unidad? ¿Sus dirigentes están interesados en que esto ocurra? Por el momento, la respuesta parece ser tajante: no.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.