Logo

El carguero ruso caería a la Tierra entre el 3 y 7 de mayo

Carguero ruso
El Centro de Control de Vuelos Espaciales de Rusia perdió el control del carguero ayer, poco después de su lanzamiento, cuando se situó en una órbita errónea y dejó de enviar datos.
Tras varios intentos fallidos de recuperar el control de la Progress, los técnicos rusos observaron que el carguero giraba a gran velocidad sobre su propio eje, algo que le impide cualquier intento de maniobrar para acercarse y acoplarse a la EEI.
La Progress M-27M, que cuenta con una masa en lanzamiento de 7.290 kilogramos, transporta cerca de 2,5 toneladas de suministros para la EEI, que incluye combustible, oxígeno, alimentos, equipos científicos y regalos para los tripulantes de la Estación espacial.
Según las estimaciones de algunos ingenieros aeronáuticos, la nave podría continuar con su vuelo descontrolado por unos días más, y caería a la tierra entre el 3 y el 7 de mayo. Sin embargo, por estas horas especialistas intentan definir cómo lograr una caída controlada del carguero, ya que la falta de un rumbo fijo, hace que el espectro de dónde hará impacto el dispositivo sea demasiado amplio.
Las Progress M son naves de carga no tripuladas basadas en la nave Soyuz y comenzaron a utilizarse a finales de los años 70 para llevar suministros a las estaciones Salyut.
Sus dimensiones son de 7,23 x 2,1 metros (el diámetro máximo es de 2,72 metros en la base), con una envergadura de 10,7 metros contando los paneles solares.
La actual serie Progress M-M incorpora sistemas digitales y es la última versión de esta nave de carga.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.