Logo

Cine western en el Centro Cultural

Necochea
Espacio Cine llega esta semana y cierra con esta función la actividad de esta mitad de año. En julio no habrá funciones y se retomará el viernes 5 de agosto.
Al cumplirse 110 años del nacimiento de Anthony Mann (gran director norteamericano, nacido un 30 de junio de 1906) se decidió programar una noche de westerns; con un western moderno de producción francesa y filmado en Kurdistán; y con un clásico de Mann interpretado por Gary Cooper.

Se proyectará:
A las 20:
MY SWEET PEPPER LAND (Francia / Irak, 2013) de Hiner Saleem.
Después de la caída de Saddam Hussein, Baran, un héroe de la guerra de la independencia kurda, decide aceptar un puesto como jefe de policía, en un pueblo de mala muerte en medio de las fronteras de Irán, Turquía e Irak, un territorio sin ley, donde se trafica con alcohol, drogas y medicamentos. Este pueblo que es manejado por Aziz Aga, un jefe de tribu corrupto, ha puesto sus reglas de terror y muerte a todos los que se opongan a él.
Al pueblo llega una hermosa muchacha llamada Govent a trabajar como maestra de una escuela, y conoce a Baran, juntos se opondrán y desafiarán el poder de Aziz Aga.
Película ganadora del Hugo de Oro, premio mayor del Festival de Chicago; no estrenada en nuestro país.
Un sorprendente western fronterizo, con toques de comedia negra, de preciosa fotografía y gran actuación de Golshifteh Farahani (la hermosa protagonista de “La piedra de la paciencia” y de “A propósito de Elly”).

A las 22:
MAN OF THE WEST (“El hombre del Oeste”, USA 1958) de Anthony Mann.
Link Jones, un antiguo pistolero dedicado al bandidaje, se ha redimido y es un hombre respetado por sus vecinos. Tanto es así, que, depositando toda su confianza en él, le han entregado seiscientos dólares destinados a contratar a una maestra para la escuela que piensan inaugurar. Con esta misión, Link emprende un viaje en tren, pero inesperadamente el destino lo devuelve a su pasado.
Excelente western que, en su momento, fue incomprendido por su ambigüedad argumental. Pero se trata de una gran película, fuerte, dinámica y oscura. Diálogos mordaces, gran fotografía y, sobre todo, una inusual puesta en escena que hace que su visión sea obligatoriamente en la gran pantalla.
Gran obra de Anthony Mann, un filme moderno, western característico de los años cincuenta donde el combate interior es más importante que la lucha explícita, fuente de inspiración para Sergio Leone y sus “spaghetti western”.
Para más datos se puede visitar el blog: www.zoomcineclub.blogspot.com

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.