Calo

CGT: Acusan a Venegas de 'embarrar la cancha'

Momo Venegas
A tres semanas de la posible reunificación de la CGT, el Gobierno comenzó a mover sus fichas dentro del entramado sindical con la urgencia de quien promueve una fractura. La lectura de la intervención del macrismo al interior del entramado confederal proviene de las propias filas del líder camionero Hugo Moyano, que ya transita la cuenta regresiva para dejar la jefatura de la CGT Azopardo.
La central que conduce se fusionará el 22 de agosto con los otros dos conglomerados cegetistas existentes: la CGT Azul y Blanca, conducida por el gastronómico Luis Barrionuevo, y la CGT Alsina, cuyos destinos están en manos del metalúrgicoAntonio Caló. Los tres le entregarán el cetro de la reunificación a Juan Carlos Schmidt, titular del Sindicato de Dragado y Balizamiento y secretario general de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT).
Ese liderazgo, por estas horas, comenzó a tener nubarrones. Las sospechas giran en torno a Gerónimo “Momo” Venegas, secretario de Interior de la CGT Azopardo y titular de la Unión Argentina de Trabajadores y Estibadores Rurales (UATRE). Desde la semana pasada, promueve una serie de reuniones con hombres del riñón de Moyano, como Miguel Ángel Paniagua, del Sindicato Único de Trabajadores del Espectáculo Público; José Ibarra, titular del Sindicato de Conductores de Taxis de la Capital, y José “Cacho” García, secretario gremial de la Federación del Interior de Trabajadores de Estaciones de Servicio.
“Están a un paso de quedar como traidores por desconocer a Schmidt, que fue promovido por el propio Hugo”, explicó a Letra P una fuente que da por hecha una inminente reunión de Venegas con Jorge Omar Viviani, titular del Sindicato de Peones de Taxis y reconocido empresario del sector. La cita con este sindicalista tiene el auspicio del ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, estrecho amigo de Viviani y uno de los funcionarios de la Casa Rosada que mueve sus hilos contrarreloj para tejer acuerdos que le permitan al Gobierno trastocar la unificación de las tres CGT.
Las versiones contra Venegas arreciaron este jueves luego de dos reuniones clave: una en el Sindicato de Sanidad, para revisar el padrón general, que fue posterior a una cita determinante en la sede de Unión Personal Civil de la Nación de la que participaron Moyano, Schmidt, el secretario general del Sindicato de Obras Sanitarias, José Luis Lingieri; el anfitrión, Andrés Rodríguez, y el secretario general del gremio de Panaderos, Abel Frutos, entre otros invitados.
Mientras avanzaban las dos citas, hubo una tercera en el sindicato del Seguro, donde participaron los gremios de municipales de la Capital, cerveceros, trabajadores del calzado, judiciales y la asociación de empleados de la AFIP.
En los tres conciliábulos, el gran interrogante fue: ¿Se presentará el Momo para romper todos los acuerdos? Con el correr de las horas, las sospechas se corporizaron con más fuerza, luego de que el jefe de la UATRE redoblara la apuesta y reivindicara a la gestión de Cambiemos desde la Feria Rural de Palermo. "Hoy no tenemos corruptos en el Estado, este país está decidido a crecer. Tenemos un gran país y a mí me mandan mis trabajadores, nadie más, y estoy orgulloso de eso", disparó flanqueado por la diputada nacional por Fe y presidenta de la Comisión de Economías Regionales, Myriam Juárez, y del presidente de la Sociedad Rural, Miguel Etchevhere.
Venegas, según las revelaciones del caso Panama Papers, fue titular de Geronimo Venegas Corp, radicada en Florida, Estados Unidos, en 2013.

Fuente: Letra P

Recibe las noticias en tu email :