Logo

La sonda Cassini, en los anillos de Saturno

Sonda Cassini
Hace unas horas, la sonda Cassini arrancó oficialmente su fase final alrededor de Saturno. Tras explorar por última vez la luna Titán, la nave inició su primera inmersión en la brecha que separa a Saturno de sus anillos.
Durante los próximos meses, si todo va bien, Cassini cruzará 22 veces la región de 2.400 kilómetros para conocer a fondo el planeta. Hasta ahora, ninguna misión había explorado esta zona. Pero su último viaje no está exento de riesgos.
"Hasta ahora, ninguna sonda espacial se había situado tan cerca de Saturno", ha destacado Earl Maize, jefe de proyecto de Cassini, en un comunicado difundido por la NASA. La primera inmersión de la nave fue completada con éxito, ya que Cassini logró enviar datos a la Tierra que están siendo analizados por los investigadores. La sonda se localizó a solo 3.000 kilómetros de las nubes superiores de Saturno, a una presión atmosférica similar a la que hay al nivel del mar, un avance que incluso fue reflejado en el doodle que Google preparó ayer.
Para llevar a cabo esta primera etapa, los científicos de la NASA tomaron precauciones extraordinarias. Y es que la última misión de Cassini es sumamente arriesgada. Los investigadores esperaban que la brecha en la que se iba a sumergir la nave estuviera libre de partículas, ya que en el caso contrario podrían dañar la sonda y estropear sus instrumentos. Los peligros de la fase final de exploración de Cassini han llevado a la NASA a reservar este trabajo para los últimos meses. Sus resultados nos permitirán conocer en detalle los anillos de Saturno y la composición de la atmósfera del planeta.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.