Calo

Cumplía prisión domiciliaria y abusó de un chico de 16

Necochea
Un hombre acusado de abusar sexualmente de un joven de 16 años, al que contactó a través de un falso perfil de Facebook, fue detenido en las últimas horas en la ciudad de Necochea.
Según confirmaron fuentes policiales, el hombre, de 38 años, se encontraba cumpliendo prisión domiciliaria por otro hecho de abuso sexual y tenía salidas laborales, por lo que tras quedar detenido en una vivienda ubicada en la calle 110 al 3300 de la mencionada ciudad balnearia, la Justicia le revocó los beneficios y fue trasladado a la cárcel de Batán.
La denuncia fue realizada por la madre del menor, quien le contó a los investigadores que su hijo había sido abusado por el hombre, con el que habría mantenido comunicaciones por Facebook y también por WhatsApp. Según consta en la denuncia de la madre, su hijo hablaba con una persona llamada Mica Hernández, hasta que un día coordinó un encuentro, y el ahora detenido lo pasó a buscar en una auto de color rojo y lo llevó a la zona del parque de Necochea.
En ese lugar, el hombre sospechado obligó al menor a practicarle sexo oral. Tras la denuncia, comenzó la investigación que logró determinar que el hombre, apodado Jiky, quien se encontraba con arresto domiciliario por el delito de abuso sexual, gozaba de salidas laborales durante las cuales trabajaba como chofer de un remís de una empresa local.
Durante la detención, los efectivos policiales que realizaron el operativo secuestraron en la casa una notebook que podría contener material de interés para la causa y que será peritada en las próximas horas. La causa tramita en la UFI Nº 10 de Necochea y el operativo fue realizado por efectivos de la Departamental de Investigaciones local.
Los investigadores pudieron determinar que el hombre mantenía desde hacía dos meses un vínculo con el menor, valiéndose de un perfil falso en Facebook. De la investigación se desprende que el acusado comenzó a solicitarle que le enviara fotos, hasta que acordó un encuentro donde cometió el abuso. “El hombre se hizo pasar por una adolescente y entabló contacto con el menor a través de la red social. Tras ganar su confianza, comenzó a solicitarle el envío de fotografías desnudo y luego acordó un encuentro personal donde cometió el abuso”, señalaron fuentes de la investigación. Ahora, el menor está recibiendo asistencia psicológica, al igual que su familia, dispuesta por las autoridades.
Otra vez queda al descubierto la fragilidad de los controles para aquellos que cumplen prisión domiciliaria.

Fuente: www.lmneuquen.com

Recibe las noticias en tu email :