Logo

¿Vuelve el 1 a 1?

La crisis económica que atraviesa el país abre todo tipo de especulaciones. Parte de la incertidumbre radica en la falta de  decisión firme por parte del Fondo Monetario Internacional para adelantar los dólares necesarios para completar el programa financiero en 2019. En los últimos días el presidente Macri cosechó apoyos telefónicos de Alemania, Francia y los Estados Unidos. Un funcionario del país del norte aseguró esta semana que están trabajando para “atar el peso al dólar”. En las últimas semanas comenzó a circular la versión de una posible dolarización de la economía nacional.
Larry Kudlow, director del Concejo Económico de los Estados Unidos, en declaraciones a la cadena de noticas Fox, puso de forma pública la discusión sobre la mesa.“El Tesoro está profundamente involucrado en esta decisión. La única forma de salir del dilema de Argentina es establecer una junta monetaria. El peso se vincula con el dólar. No hay creación de dinero a menos que tengas una reserva en dólares detrás de esto. Eso funcionó en los 90, derribó la inflación y mantuvo la prosperidad. El Departamento del Tesoro está en ello”, disparó el funcionario norteamericano
La declaración generó sorpresa en la prensa especializada y en buena parte de la política nacional. El economista Juan Valerdi había anticipado esta posibilidad. “El tesoro estadounidense va a bancar, y va a proponer una dolarización. Con el apoyo, Argentina se transformaría en una plaza segura. Para ello tiene que haber un ajuste todavía más brutal”, afirmó. El apoyo del gigante del norte podría generar dos caminos: la vuelta a la convertibilidad o una dolarización lisa y llana. Valerdi afirma que cualquier de los dos caminos son “nefastos”, ya que conllevan “una pérdida de soberanía total por parte de la Argentina”
Convertibilidad significa que por cada dólar de reservas hay un monto en pesos que está conformado por el dinero físico que está en la calle, los depósitos en las cuentas corrientes, las deudas del Banco Central y del Estado Nacional, los depósitos en Caja de Ahorro y los plazos fijos”, explicó. En ese sentido, indica que “se fija un valor que no puede cambiar y de esta forma se congela la economía. Esta es la versión light”.
“El otro camino es la dolarización total, es decir todo se transforma el dólar. Un plazo fijo o un sueldo, todo es dólar, todo. En la calle circularían dólares y el Banco Central no tiene capacidad de emitir moneda”, continúa Valerdi. Para poder realizar cualquier de estas dos medidas es necesaria la creación de una ley que pase por el Congreso.
Para Valerdi este cambio en política monetaria es  “una decisión geopolítica  de los Estados Unidos para evitar la influencia de Rusia y China en América del sur”. El economista concluye: “Cualquiera de los dos caminos es una traición a la patria y a todos los argentinos, además quita herramientas poderosas a la política económica".


¿Qué dice la Constitución Nacional?
El artículo 75 hace referencia a la moneda nacional, allí establece la creación de un Banco Federal que emita moneda.El punto 11 indica: “Hacer sellar moneda, fijar su valor y el de las extranjeras; y adoptar un sistema uniforme de pesos y medidas para toda la Nación”. Pero es en el  punto 19 donde se da aspecto controversial, al afirmarse que se debe trabajar en “defensa del valor de la moneda”.

Ecuador, un ejemplo de dolarización
En 2000, y tras una larga crisis económica, Ecuador adoptó oficialmente la moneda estadounidense hasta hoy. Para el expresidente Rafael Correa, que dejó el poder hace un año, con esa medida el país cometió "un suicidio monetario".
"Para un país en vías de desarrollo, el cuello de botella, el factor crucial, es su sector externo. Y el principal instrumento para controlar ese factor externo se llama tipo de cambio. Y ahí eso, ingenuamente, absurdamente, Ecuador renunció. Cometió un suicidio monetario", explicó a oportunamente a la cadena Telesur.
El ex mandatario ecuatoriano es master en economía de la Universidad Católica de Lovaina de Bélgica y también cursó parte de sus estudios en la Universidad de Illinois, en los Estados Unidos. "Una vez que está implementada la dolarización, salir causaría un caos económico, social y político. Así que no nos queda más que sostener la dolarización pero estando muy conscientes de las restricciones. Es como pelear en el ring de la globalización con una camisa de fuerza. Mucho más sencillo sería tener tipo de cambio, que se deprecie un poco la moneda, se fomenten exportaciones, se restringen las importaciones y se corrige el desbalance externo", concluyó.

Enterate más en nuestro Facebook: Necochea Total OK
Con la tecnología de Blogger.