Logo

Escándalo: ¿De funcionario municipal, a explotar una concesión?

Se trata de Juan Tamburini, quien se desempeñó como subsecretario de Obras Públicas hasta marzo de 2018 y hoy, aunque su nombre no figura, está a cargo del Complejo Kabryl, el cual fue licitado en octubre del año pasado.
Tamburini fue un hombre de plena confianza para el intendente, Facundo López, y también muy reconocido entre sus pares del área y el resto de los funcionarios municipales. En marzo del año pasado, a través de la red social Facebook, anunció su renuncia en estos términos: “Simplemente gracias. Es tiempo de decisiones personales, donde luego de cuestiones difíciles que viví en los últimos meses debo pensar en mi salud y en mi familia”.
“Hoy en día lo más importante que uno tiene. Es por eso que agradezco de corazón la posibilidad que me dio el intendente Facundo López allá en diciembre de 2015 de poder ocupar el lugar que ocupo y ocupé dentro del equipo, siempre dejándome opinar y sobre todo enseñarme muchas cuestiones de la ciudad que nunca iba a aprenderlas, he crecido personal y profesionalmente muchísimo, es por eso que agradezco a él y al equipo que compartimos”, agregó.
“Será momento de realizar una transición ordenada, y apoyar de otro lado a la gestión, quedarán amigos y compañeros de trabajo a los cuales me tomaré unas palabras y hacerles mención especial ya que fueron 28 meses fantásticos, de trabajo codo a codo.Muchas Gracias y aguante Necochea siempre !!”, completó en su publicación.
Posteriormente, se conoció que salieron a licitación varias concesiones… entre ellas la del Complejo Kabryl, un parador/restaurante/salón frente al mar con un alto atractivo turístico. El ganador de dicho espacio, por un período de 20 años, fue “el empresario local Mario Ferrario, el pliego sugería como base de inversión la suma de $3.500.000 , pero el citado oferente hará una inversión en obras de $5 millones”, según reza el parte municipal oficial. El cannon anual que deberá abonar es de $250.000.
“Pueblo chico, infierno grande…”, reza una canción de Attaque 77 y Necochea no es la excepción. Rápidamente, hubo sospechas al respecto pero los “papeles” parecían estar en orden. Sin embargo, las redes sociales vuelven a ser protagonistas y en diferentes cuentas de funcionarios municipales se puede observar al arquitecto Tamburini, su hermano Mario (director de Monitoreo de la Municipalidad), el director de Prensa, Fernando Arauz; entre otros, disfrutando día tras día de las bondades del Complejo Kabryl.
Pero lo que parece despejar todas las dudas es la propia cuenta de Instagram que Juan Tamburini posee. Allí, en la autodescripción que hace reza: “Kabryl. Arquitecto. MMO. Profesor. Director Técnico. Aficionado a la cocina. Racinguista a morir. Loco.”
Cabe destacarse que por el despacho que tenía Tamburini en la Municipalidad, posiblemente haya pasado el expediente sobre la concesión del Complejo Kabryl, por lo que podría decirse que ha tenido algún tipo de “información de privilegio” respecto al pliego de bases y condiciones ¿no?
“Si tiene cuatro patas, mueve la cola y ladra… ¿qué es?”, pregunta un viejo dicho o refrán… Bueno, acá parece que tiene cuatro patas, mueve la cola y ladra… pero la respuesta parece otra, al menos oficialmente.

Fuente: Dixitp

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.