Necochea
Un temporal azotó ayer por la tarde al distrito de Necochea y, más puntualmente a la localidad de La Dulce, donde además de actividad eléctrica intensa, fuertes lluvias y viento, cayó granizo de gran dimensión y se divisó un imponente tornado. Las imágenes fueron tomadas por vecinos de la localidad y subidas a las redes sociales cuando el fenómeno cruzaba los campos, alrededor de las 17.
El Servicio Meteorológico Nacional había emitido una alerta para la zona y gran parte de la Provincia de Buenos Aires.
El paso de la fuerte tormenta causó numerosas complicaciones. Caída de árboles, voladuras de techos y autos prácticamente destruidos fue el balance que brindaron las autoridades. Además hubo roturas en la planta de silos, casas, clubes de barrios y anegamientos de calles.
El intenso viento se inició en Deferrari, una localidad del partido de Necochea, y pasó sin dejar daños de ningún tipo en la ciudad balnearia, donde hubo cúmulo de agua, mientras que en Quequén varias calles quedaron anegadas.

Fuente: El Día/La Nueva
Artículo Anterior Artículo Siguiente