El pasado sábado volvieron a juntarse casi todos los ex Redondos sin el Indio y sin Skay para celebrar la 'kermesse redonda'. Entre muchos invitados hubo uno que se destacó al cantar uno de los clásicos ricoteros por excelencia.
La banda sonaba fuerte, rockera, como Los Redondos, porque allí estaba su base: Sidotti-Dawi-Semilla-Fargo. Claro que faltaba la viola de Skay y la gola y presencia del Indio, sin dudas.
Sus ausencias no las suplen ni el guitarrista Oscar Kamienomosky ni el cantante Jorge Cabrera, ni el tecladista Fede García Vior (todos integrantes de Comando Pikles, la banda de Sidotti).
Ni siquiera los invitados. El "solo te pido que se vuelvan a juntar" se canta fuerte y hasta lo arenga Dawi sonrisa en mano al borde del escenario; en la otra mano empuña el saxo, va a llamar a otro invitado cuando la monada deja de tronar con su reclamo.
Así desfilan los bateristas Federico Gil Solá -ex Divididos-, y Hernán Aramberri, fundamentalista y también Redondo. Colombo y Tallarita, vientos de la actual banda de Solari, que saltan al escenario entre gritos, sonrisas y agites propios del que sabe que es una noche especial.
Una noche en la que hay lugar para que suba a escena el iluminador histórico de Patricio Rey, Horacio Piñeiro, y que se de el gusto de cantar 'Ñam fri frufi fali fru'.
La noche terminará intensa, con Manuel Quieto de La Mancha de Rolando en guitarra y voz para cantar 'Tarea Fina', 'Todo un Palo' y 'Blues del Noticiero', de extensa duración debido a los solos que pelaron casi todos los músicos.
La noche terminó con un golpe de suerte, en medio de un mambo criminal, con un mini Ji ji ji más sonriente que violento, a luces prendidas, como termina una kermesse.


Enterate más en nuestro Facebook: Necochea Total OK



Artículo Anterior Artículo Siguiente