Jimmy Wheeler, pescador de la compañía Everglades Fishing Company, capturó un momento extraordinario a bordo de su barco cuando se encontraba de paseo por su familia en Florida. El capitán estaba a punto de pescar un tiburón de arrecife de aproximadamente un metro de largo cuando otro animal le robó la pesca, en este caso, un mero gigante que se lo devoró de un bocado.
“Se lo tragó de un solo golpe. No recuerdo haber visto nunca algo semejante”, contó la esposa del dueño del barco, Michelle Wheeler. Sin embargo, según señaló luego el matrimonio, el mero, que pesaba unos 200 kilos, no pudo comer a su presa entera y terminó escupiéndola. Pero su cacería culminó cuando se comió una raya con púas.


Enterate más en nuestro Facebook: Necochea Total OK

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente