El jefe de la bancada radical en el Senado, Ángel Rozas, confirmó que votará en contra de la interrupción voluntaria del embarazo y se amplía la ventaja del no, mientras que aún quedan cuatro senadores indecisos.
"Mi decisión no responde a ningún tipo de especulación sino de convicciones. Me empujo a esta decisión que el embrión es vida", dijo el chaqueño en diálogo con Clarín.
“En realidad yo ya estaba definido. Mantuve en reserva mi posición porque soy el jefe de la bancada de la UCR, vinieron a verme referentes de las dos campañas y quise escuchar a todos. En este tiempo aprendí muchísimo", contó.
Con su negativa, se amplía la ventaja de los senadores que votarán en contra de la iniciativa: 34 a 32. En tanto, cuatro legisladores aún no dieron señales de cómo votarán en la histórica sesión del 8 de agosto. Se trata de José Alperovich, de PJ Tucumán, Omar Perotti, PJ Santa Fe, Juan Carlos Romero, del Frente Popular de Salta, e Inés Blas, PJ Catamarca.
En el caso de que ocurra un empate, la encargada de inclinar la balanza será la titular de la Cámara, Gabriela Michetti, quien ya anunció que votará en contra.
"Quiero expresar que voy a votar en contra de la interrupción voluntaria del embarazo porque entiendo que en estas circunstancias hay dos derechos humanos fundamentales en juego, uno el derecho a la vida del embrión y el otro el derecho que tiene la mujer a disponer libremente de su cuerpo”, argumentó Rozas.
En la misma sintonía, se expresó el senador Carlos Saúl Menem al reclamar "respeto por la vida de nacidos y no nacidos".
En nota publicada por el diario La Nación el ex presidente recordó que durante su gobierno propició enérgicamente la defensa de la vida desde el mismo momento de su concepción "continuando con las enseñanzas de Eva Perón".
"Esta fue una clara convicción de nuestros padres fundadores y de nuestra legislación civil, respetada y sostenida aún por los gobiernos de orientación más profundamente laicista", señaló Menem.
El riojano indicó que es su "convicción personal" la defensa de la vida desde la concepción y en todas las etapas, tal como lo manifestara ante el electorado tanto provincial como nacional, conforme a la política de humanismo integral del Justicialismo.
En tanto, los senadores cordobeses Laura Rodríguez Machado, Ernesto Martínez y Carlos Caserio insistirán con el despacho que presentaron para modificar el proyecto original, que ya cuenta con la aprobación de la Cámara de Diputados.
"Los tres senadores no vamos a modificar nuestra postura y vamos a saber claramente en breve cual es el despacho que vamos a aprobar. El 8 de agosto, más allá de lo que salga, habrá una Argentina distinta", manifestó Rodríguez Machado.
"Se destapó algo que para muchos permanecía oculto, que es la clandestinidad de los abortos. Pero también se destapó que hay un gran sector de los argentinos que entiende que no debe haber clandestinidad y que el Estado tiene que tomar cartas en el asunto", añadió en declaraciones a radio Mitre.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente